El perfume; un mundo fascinante

Sentimos fascinación por los perfumes porque son portadores de emociones. Son la expresión de un estado de ánimo y una comunicación etérea con el entorno.

 

 

 

Historia del perfume

Desde sus orígenes el perfume ha sido testigo del progreso cultural de los pueblos. Los perfumes son tan antiguos como la civilización. Proporcionar al cuerpo un olor agradable ha interesado al ser humano desde la antigüedad.

Egipcios, hebreos, persas, griegos, romanos, así como las remotas culturas de China y la India, aportan testimonios que confirman el aprecio que sentían por las esencias, que eran consideradas objeto de culto dedicado a los reyes y a los dioses.

Pero es en el siglo XVIII cuando comienza de verdad la creación de los perfumes modernos, mediante el arte de la composición; esto es, la combinación armónica de esencias que da como resultado la aparición de nuevos olores más ricos, amplios y sutiles.